viernes, 20 de abril de 2018

La Psoriasis también se cura 2º parte

La Psoriasis también se cura 2º parte

Una terapéutica combinada natural que logra curaciones no conseguidas con ningún otro sistema terapéutica no drogal de los conocidos hasta el momento.
Fueron muchísimos los llamados recibidos en respuesta al tema que nos ocupa por tratarse de una enfermedad muy extendida en todo el mundo y que hasta el momento ningún sistema terapéutico convencional logró darle una solución que pudiera ser considerada como positiva a favor de la curación definitiva de la Psoriasis.-
Considero oportuno responder por medio de estas notas informativas, a todos aquéllos pacientes, familiares e interesados que por uno u otro motivo me solicitaron esclarezca con más precisión, de que enfermedad se trata y cuales son los medios empleados en mi práctica diaria, para lograr los resultados positivos obtenidos por muchísimos pacientes que luego de padecerla durante muchos años, lograron los resultados mencionados.-

En primer lugar pasaré a referir de que manera me inicié en el enfoque terapéutico de estos enfermos que por razones obvias no pueden ocultar su padecimiento, más aún en aquéllos donde sus placas de psoriasis se encuentran extendidas por casi todo el cuerpo, pudiendo ser desde muy pequeñas a enormes costras de los más variados aspectos por el tiempo de evolución de las mismas, la época del año, los tratamientos locales empleados y el consumo de las más diversas drogas usadas como medio terapéutico, todas ellas de resultados sintomáticos de corta duración.-
Estas placas no son ciertamente la única enfermedad que presenta el enfermo, son la expresión final de un desequilibrio metabólico, neuroendócrino y psicofuncional que se somatiza a nivel piel como expresión final de la verdadera enfermedad que subyace como trasfondo de una alteración genética constitucional heredada y que en un momento de la vida del paciente hace eclosión y desencadena la lesión de piel en forma de eczema, placa, artritis, etc. según la posibilidad de expresarlo el enfermo.- De ahí aquello de que el paciente no está enfermo porque tiene una enfermedad, sino que ha adquirido una enfermedad por estar previamente enfermo, y así el siguiente axioma reafirmando lo antedicho de que no se enferma el que quiere sino el que puede, es decir, estar ya predispuesto es su primera condición de enfermo y adquirir la enfermedad es la consecuencia de esa llamada condición de enfermo.-Basta un disgusto, impresión o susto, el haber estado expuesto a situaciones límite de salud, cualquiera fuera su motivo, alimentario, tóxico, bacteriano, traumático, de enfriamiento, privaciones,penas o sufrimientos extremos, pérdida de seres queridos, soledad espiritual, etc..- Ahí está el factor desencadenante o gatillo disparador determinante de la aparición de su lesión de piel hasta ese momento oculta en ese trasfondo subyacente a toda posible observación física o funcional aún no determinada, pero que ahora sí se hace evidente y cuando realizamos los Estudios de Laboratorio más sutiles podemos confirmar la presencia del factor predisponente no descubierto hasta ese momento.-
Así inició nuestra maldita enfermedad, la Psoriasis, como así se la llama por la forma de expresar algo tan desagradable, casi como lo es la droga, pero sin la culpa de padecerla.-Cada vez que me refiero a lesiones crónicas de piel como los cuadros alérgicos simples, los eczemas, la psoriasis y aún el pénfigo, estos dos últimos de fondo genético y de evolución crónica por tener un fondo de orígen constitucional o genético comprobado, estoy aceptando un desafío no corregido por ningun otro método terapéutico que no sea el expuesto por mi en estos últimos trabajos, donde el logro de su curación lo realiza la reacción vital del mismo enfermo expresada a través de su propia sangre y orina empleada de acuerdo a la reacción vital puesta en acción merced al único sistema terapéutico que descubriera el fundador de la Escuela Médica Homeopática hace más de 200 años, el Doctor C.F.S. Hahnemann, quién enunciara las Leyes que rigen dicha Escuela y que aún hoy muchos profesionales del arte de curar no llegaron a comprender por faltarles la humildad de aceptar el desconocimiento y tratar de compenetrarse en esa filosofía y doctrina médica ya aceptada y enseñada en forma oficial en la gran mayoría de los países más evolucionados del mundo, donde se la enseña oficialmente en Universidades Médicas como hace más de 30 años sugerí que en nuestras escuelas oficiales se la impartiera luego de haber participado en Congresos Médicos tanto en Brasil como en México cuando representara por entónces la Liga Homeopática Argentina como Delegado Científico por América del Sur, conservando en mi poder algún material publicado por entónces en el Mundo de la Medicina del 4 de febrero de 1967, y que aún hoy estoy esperando la respuesta por parte de las autoridades competentes, trabajos que están a disposición de aquéllos que deseen informarse con mayor profundidad.-
Retomando el hilo del informe médico que hoy nos ocupa, agrego al tema Psoriasis, Pénfigo, Eczema y Alergias de piel en general, el práctico y seguro tratamiento de mejoría y/o curación logrado sin el uso de drogas que tanto dañan al organismo y no le proponen un resultado a la vez que curativo, de no intoxicación y perjuicio final como ocurre en la gran mayoría de los casos.- Esta terapéutica natural, no drogal, basada en el empleo de la propia sangre del paciente que padece esta enfermedad considerada inmuogenética en la gran mayoría de los casos y que la puede hacer padecer a su descendencia, es tan positiva y tan simple como lo es el terreno constitucional del enfermo al que hay que prepararle un simple Autonosode de su propia sangre, de su propia orina y de la descamación de sus propias placas de Psoriasis o Eczema o lesiones alérgicas que presente, para ser usadas como autovacuna dinamizada según lo realiza la Escuela Médica Homeopática de Hahnemann, acompañadas con un régimen natural confeccionado para tal fin en forma personalizada para cada paciente.- Sin usar ninguna pomada, ni emplastos de uso local para no hacer una supresión medicamentosa que pudiera agravar aún más su verdadera patología interna subyacente, que es la que verdaderamente debemos corregir.-
La Uroretapia que empleo desde hace muchos años, favorece la curación por tratarse de la llamada “Terapéutica del Lavado de Sangre” o el “Agua de la Vida” del Dr. J.W.Armstrong, que logra realizar la depuración no conseguida con ningun otro sistema terapéutico por ser el verdadero depurador natural que el mismo niño en su claustro materno lo realizó a lo largo de su vida fetal intercambiando y lavando su sangre y organismo todo, hasta el mismo día de su nacimiento, hecho demostrado fehacientemente por la embriología y fisiología humana.-
Faltaría hablar de la Organoterapia Dinamizada como medio de estimulación de organoespecificidad también demostrada y enseñada al mundo entero por la Escuela Francesa, trabajo que publicara en su momento.-
Solo recordaré que para lograr las curaciones mencionadas, es necesario ser Homeópata, haber sabido interpretar las enseñanzas del maestro, conocer las Leyes de la Curación de esta rama de la ciencia médica al alcance de todo profesional que desee embuirse en la filosofía y doctrina homeopática que la rige y conocer a fondo la materia médica homeopática de la que disponemos para identificar al paciente enfermo con la patogenesia que esa materia médica nos enseña.- Faltaría saber manejar también el repertorio homeopático para no equivocar el diagnóstico terapéutico correctamente empleado que nos lleva a la elección del semejante.-
No resulta fácil para aquéllos que creen por desconocimiento que la Homeopatía es solamente el empleo de “yuyitos” o algo parecido al curanderismo.-
Recuerdo siempre las palabras de un viejo maestro y profesor titular de la Facultad Nacional de Homeopatía de México, y luego Director y Profesor de la Escuela Libre de Homeopatía de México para Post Graduados, el Maestro Dr..Proceso Sanchez Ortega, quien dijera alguna vez que no es como se suele decir que “para ser médico homeópata hay que ser previamente médico, como en nuestro medio, sino que “recién se es médico cuando se es Homeópata”.- No es una ofensa a la Escuela Oficial Ortodoxa o Alopática, como se la suele denominar, es la defensa de su jerarquía como Médico Homeópata que realizan en aquél país, por ser en México en esa Escuela Médica, el título de “Médico Homeópata Cirujano Partero”
Quiénes deseen informarse en profundidad sobre el tema la terapéutica de su Psoriasis, Pénfigo, Eczema, Alergia de Piel, etc. no tienen más que solicitar la literatura correspondiente para saber más sobre el tema mencionado y todos los temas que esta rama de la medicina puede resolver.-
La 3º Parte de este informe dará pruebas de mejorías y curaciones logradas sin el empleo de drogas ni el uso de tratamientos locales sintomáticos supretorios, que tanto pueden dañar.-

La Psoriasis también se cura 3º parte

Un nuevo enfoque terapéutico para una enfermedad considerada incurable
Cada vez que me consulta un nuevo paciente con un cuadro de Psoriasis crónica de varios años de evolución, le hago saber que aún padece su enfermedad por no haber sido tratado como un “enfermo en su totalidad” sino, medicado suprimiendo simplemente sus lesiones de piel y no corrigiendo su verdadera patología inmunogenética como así se la debe encarar en su “condición de enfermo”.-
En otros términos, lo que debemos hacer es prescribir un tratamiento integral dirigido a su condición previa de enfermo.- Es el “todo” y no la “parte” lo que debemos medicar, porque tratando solo su piel, estamos haciendo una simple “supresión medicamentosa sintomática” cualquiera sea la droga que utilicemos, y no es a su piel a la que debe ir dirigido su verdadero y único tratamiento, sino a su “totalidad” y como lo repito cada vez que desarrollo este tema de Psoriasis, es a su condición previa de enfermo o terreno constitucional predispuesto a desarrollar su enfermedad, y también aquí lo reitero, el paciente no está enfermo por presentar una enfermedad, como en este caso la Psoriasis, sino que ha desarrollado una Psoriasis por estar previamente enfermo, condición indispensable para poder hacerlo, por aquello de que no se enferma el que quiere, sino el que puede.-
Y en este caso, que es el más ejemplificador, el paciente desarrolló su Psoriasis porque se trata de una “enfermedad inmunogenética” que solo necesita de un “factor disparador” para hacer más visible su condición de enfermo al exteriorizar sus lesiones de piel “llamémosla placas de Psoriasis”, que es la expresión final de su patología previa interna que le permitió desarrollarlas.- Por eso aquello de que la verdadera curación se hace “de dentro afuera ” y no empleando drogas que solo consiguen una momentánea supresión que lejos de mejorar o curar la enfermedad, realiza una supresión que oculta aún más la verdadera enfermedad que subyace en el trasfondo de su patología ya existente y su “condición de enfermo todo”, por tratarse como dijera anteriormente, de una “enfermedad inmunogenética” para la que no existe ningún tratamiento drogal externo que pueda revertir su condición de enfermo y que solo su propia sangre, su orina y su piel la poseen, como lo mencionara en los dos trabajos anteriores.-
Este original y único tratamiento que va dirigido al “enfermo Psoriásico” y no a la enfermedad de la piel, es de tipo curativo y no sintomático supretorio, por remover el terreno constitucional del enfermo y no suprimir simplemente las placas de Psoriásis externas como lo suelen hacer el uso de cremas, lociones, rayos, o simplemente el sol durante el verano para repetir en la entrada del nuevo otoño o invierno como le ocurre a todos los pacientes con Psoriásis, que año tras año están haciendo cada vez más crónica e incurable su “condición de enfermo”, por no haber sido tratada su verdadera condición de enfermo.-
Todo paciente que presente una enfermedad de piel, debe pensar seriamente que todas las restantes enfermedades de piel, de no ser por causa simplemente externa, son una expresión de defensa que el organismo emplea para liberarse de una patología interna muchísimo más importante de lo que a primera vista parece, llámese Psoriasis, Pénfigo, Dermitis alérgica, Eczema, etc.,y que se impone necesariamente realizar el examen médico previo para lograr un correcto diagnóstico y encarar luego una verdadera y acertada terapéutica que solo un profesional conocedor del tema debe desarrollar para no formar parte de esa larga lista de pacientes crónicos que día a día van buscando la solución milagrosa de una droga o una pomada curadora que no existe y que no existirá nunca si no se trata al paciente en forma personalizada y propia para su cuadro clínico de totalidad, en este caso de su condición de enfermo Psoriásico.- Por aquello de que no hay enfermedades sino enfermos, tratemos a éste y no borremos simplemente sus síntomas y signos que lo identifican como tal.- Seamos más criteriosos y empleemos esos datos tan importantes que nos suelen aportar los pacientes cuando nos consultan,para conocerlos mejor y poder medicarlos en forma más natural,simple y fácil y no drogarlos para no enmascarar aún más de lo que ya está, el cuadro clínico por el cual nos consulta.-
Respetemos aquello de que no hay mejor médico que el propio enfermo, escuchémoslo, dediquémosle el tiempo necesario para conocerlo en profundidad, así podremos descubrir aún mejor cual fue la verdadera causa que desencadenó su cuadro clínico actual por el cual se encuentra frente a nosotros y cual es su verdadero terreno constitucional predispuesto.-
Todos estos datos nos permitirán componer el rompecabezas que nos trae el paciente por no haber sido escuchado y tratado correctamente en consultas anteriores y hoy debemos ser nosotros quienes le demos una nueva y definitiva posibilidad de curación que nunca dejará de agradecerla si lo logramos y que sin dudas, así será cuando de un profesional serio y responsable se trate.-
Basta de hacer uso y abuso de drogas para tratar la Psoriasis, hagámoslo corrigiendo y curando las causas que lo llevaron a ser un “enfermo de la piel”, no suprimamos síntomas, curemos al “enfermo todo” que son los únicos medios de valor diagnóstico que nos trae y nos revela con gran sufrimiento físico y espiritual.- Curemos al enfermo como una “totalidad psicofuncional y orgánica” y habremos curado también su Psoriasis respetando las “Leyes de la Curación” que rigen todo buen tratamiento médico homeopático.-
Solo cumpliendo extrictamente con el plan terapéutico que preconizo, lograremos los resultados curativos perseguidos, con la seguridad y celeridad que le brinda la correcta prescripción y cumplimiento del mismo.-
No debe ser alterado ni abandonado bajo ningún concepto y cumplido a raja- tabla respetando todas las indicaciones que les serán especificadas verbalmente y por escrito en cada caso en particular y puntualmente para cada paciente, para no olvidar ninguno de los pasos a cumplir, y lograr así los resultados perseguidos que a no dudar se irán cumpliendo día a día hasta la mejoría y/o curación total de la Psoriasis o alteración cutánea que presente el enfermo.-
Estas llamadas enfermedades sistémicas o inmunogenéticas, de fondo metabólico, según la forma de exteriorizarse, casi siempre responden a una alteración que nuestra experiencia demuestra se cumplen con una regularidad sorprendente que su biotipo nos anuncia y que nosotros venimos observando cada vez con más frecuencia y mejorías y curaciones casi increíbles.- Las mismas, son debidas a la respuesta del plan terapéutico propuesto para encausar una gradual y progresiva evolución de mejoría y curación de su terreno o miasma psórico propio de su biotipo constitucional que lo predispone al padecimiento en cuestión, es decir, la Psoriasis.-
Esta enfermedad metabólica sistémica, solo es curable corrigiendo el terreno psórico predispuesto, y el mismo responde únicamente al principio de la Ley de los Semejantes de la Homeopatía y la Organoterapia Dinamizada de la escuela francesa, también a la Ley del Idéntico de los Nosodes y en este caso precisamente por los Autonosodes de sangre, orina y piel del propio enfermo, por ser de la única manera que podemos remover el terreno constitucional para lograr la curación total del enfermo.-


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...